Patologías frecuentes

Existen una serie de problemas que las personas pueden presentar más a menudo, algunos ejemplos de ellos y algún dato clave para reconocerlos son los siguientes:

Ansiedad y Fobias

Son los trastornos más prevalentes, tienen un pico en su presentación en la adolescencia y pueden ser de diferentes clases. La ansiedad es una reacción de angustia o malestar que se presenta ante diferentes situaciones y que desencadena problemas en la vida diaria. Las fobias son reacciones de miedo intenso relacionadas con un estímulo concreto, que trata de evitarse y condiciona cómo una persona se comporta.

Depresión

Es una patología común, conocida sobre todo por síntomas como la tristeza, la preocupación o la desmotivación, aunque en la depresión existen más y diferentes síntomas. Las personas con depresión sobretodo sienten una tremenda tristeza y ven muchas dificultades para continuar y buscar soluciones efectivas al momento que les rodea.

Reacciones emocionales a enfermedades físicas

Las personas que padecen enfermedades (ya sean de la piel, gástricas, secuelas de un accidente, musculares…) pueden tardar en reanudar su vida, adaptarse a vivir con sus síntomas, sentir culpabilidad, rechazo, o negarse a adaptarse de forma que afecte a su recuperación o tratamiento. Son diferentes ejemplos de reacciones emocionales y comportamentales que pueden presentarse ante el desarrollo de una enfermedad.

Duelos

Son las reacciones que se derivan de una pérdida. Normalmente los duelos se relacionan con la muerte de un ser querido, pero pueden presentarse en otras situaciones, como la pérdida de un trabajo, una ruptura, un cambio de colegio, etc… Los duelos son un proceso adaptativo para asimilar la pérdida, pero a veces el proceso es tan complicado, doloroso o se alarga tanto en el tiempo que no es funcional, ese es el momento en que conviene pedir ayuda.

Problemas de conducta

Entre lo que consideramos problemas de conducta se encuentran los comportamientos inadecuados, tener un bajo control de la ira, o incluso, en los casos extremos, cometer conductas que pueden rozar la ilegalidad. Los problemas de conducta se asocian sobre todo a edades adolescentes pero pueden ocurrir en diferentes momentos de la vida y por diferentes motivos, no solamente por falta de apoyos educativos. Existen maneras de trabajar lo que sea que está provocando que la persona lleve a cabo estos comportamientos, y que al modificarse permite lograr una estabilidad.

Traumas

Un trauma es cualquier suceso que en nosotros ha provocado una reacción de miedo intenso, y normalmente, también una sensación de falta de control. Estas experiencias suelen estar relacionadas con hechos graves que han amenazado la vida de uno mismo o de alguien cercano. Pero nosotros, además, consideramos un trauma aquellas experiencias de diferentes tipos de las que nos cuesta sobreponernos. Si alguna experiencia previa mantiene su recuerdo como si aún ocurriese, si te viene mucho a la mente, condiciona tu presente o hay algo que aún no se ha podido asimilar, puede ser considerada una experiencia de este tipo.

Formación específica

Dolor Crónico

Por definición, un dolor crónico es aquel dolor que persiste más de 6 meses, esté presente o no la lesión que lo provocó en un inicio. La Sociedad Española de Dolor (SED) ha recopilado las técnicas más eficaces para trabajar con este problema tanto a nivel médico como psicológico, y nosotros hemos trabajado bajo estos guiones comprobando su efectividad. Las técnicas propuestas son un paquete compuesto por estrategias diversas entre las que encontramos la relajación, la solución de problemas o el planteamiento de objetivos, entre otras… El dolor puede lograr tener una repercusión distinta en la vida diaria y en nuestro estado de ánimo al aplicar estas estrategias.

Oncología

Los procesos oncológicos y las fases por las que se atraviesa cuando uno se enfrenta a los mismos, son duros y desconcertantes. Es común tener la sensación de falta de control, de incertidumbre hacia el futuro, y sentimientos que pueden variar desde la tristeza, hasta la culpa o la rabia. Cada vez la esperanza de supervivencia es mayor, y la capacidad de afrontar un tratamiento de estas características está muy ligada a las expectativas que se tengan y las estrategias que diariamente la persona tenga para continuar. En cada fase de afrontamiento existen unas técnicas que se han comprobado ayudan a lidiar con lo que se está viviendo.

Psicología Pediátrica

Dentro del ámbito infantil, la psicología pediátrica se relaciona principalmente con la temática del desarrollo y la salud: detección y manejo de trastornos generalizados del desarrollo, pautas para afrontamiento de problemas de enuresis, encopresis, obesidad-alimentación, problemas de sueño… Prestamos apoyo, estrategias y pautas en estos temas relacionados sobre todo con el área física y del desarrollo.